martes, 23 de junio de 2009

23

Aunque camine por el valle de las sombras de la muerte no temeré mal alguno, porque tu señor estas conmigo, tu vara y tu cayado son mi consuelo

No hay comentarios: